Obesidad: La epidemia del siglo XXI

obesidad le epidemia del siglo xxi

Obesidad: La epidemia del siglo XXI

obesidad le epidemia del siglo xxiEl sobrepeso y la obesidad constituyen uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las sociedades más desarrolladas. 

OBESIDAD: la epidemia del siglo XXI

El sobrepeso y la obesidad constituyen uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las sociedades más desarrolladas.  

España es el país europeo con mayor tasa dobesidade obesidad, ya que afecta a uno de cada cuatro adultos (nos aproximamos a los americanos) y a uno de cada tres niños (tenemos la mayor tasa de obesidad infantil a nivel mundial). Además, el 60% de los españoles sufren sobrepeso.

Los expertos en salud están realmente alarmados porque se trata de una patología asociada a multitud de complicaciones que aumentan el riesgo de mortalidad.

 Definimos obesidad como la acumulación de reservas energéticas del organismo en forma de grasa a consecuencia de las interacciones entre factores genéticos que predisponen a la enfermedad y factores  ambientales.

 Dentro de los factores genéticos está la predisposición a la obesidad, las alteraciones endocrinas y las alteraciones  de los mecanismos de regulación.

 Entre los factores ambientales más determinantes se encuentran el sedentarismo, el desequilibrio de nutrientes en la alimentación y el exceso de kcal (energía).

 Podemos determinar si existe o no obesidad a través de una herramienta llamada índice de masa corporal (IMC). El intervalo de IMC asociado al mínimo  riesgo de salud se sitúa entre 18,5 y 24,9.

 Se considera que hay sobrepeso cuando la persona tiene un IMC a partir de 25. Se considera que hay obesidad  cuando el IMC es superior a 30.

 A grandes rasgos podemos clasificar la obesidad en androide (forma de manzana) y ginoide (forma de pera).

 La primera es más frecuente en varones y la grasa se encuentra localizada en el tronco visceral. Las complicaciones más frecuentes son metabólicas (diabetes tipo 2, dislipoproteinemias e hiperuricemia) y de tipo cardiovascular (hipertensión arterial, accidentes cardiovasculares y cardiopatía isquémica).

 La obesidad ginoide, sin embargo, es representativa en mujeres y la grasa se encuentra localizada a nivel de la cintura pelviana y periférica. Las complicaciones que más se dan son de tipo mecánico (artrosis en columna o rodillas) y problemas de circulación como las varices.

 También son frecuentes en ambos tipos de obesidad otras complicaciones como las de tipo digestivo (litiasis biliar, esteatosis hepática, hernia de hiato), respiratorias, oseoarticulares y neoplásicas.

Comparte en redes sociales....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies